Municipio de Hidalgo del Parral
 
    :: I N I C I O  
 
 
 
 

 

 
 
Contenido



Fecha de creacion : Vigencia : 1/1/1900 - 1/1/1900
Fuente:
Autor: Administrador Municipio Hidalgo del Parral / Pagina Web

Reseña Histórica

No se han localizado vestigios de culturas indígenas en el territorio del Municipio.

El territorio de los actuales estados de Durango, Chihuahua, Nuevo México, Sonora, parte de Sinaloa y parte de Coahuila integraron en la época colonial una gobernatura, llamado a partir de 1562 Nueva Vizcaya. La primera fundación española fue Villa Victoria, en 1563, se cree que en la localidad llamada ahora Ciénega de Ceniceros, en el actual municipio de Matamoros. Despoblada en 1565 y abandonada totalmente en 1575.

 En 1567 fueron fundadas Santa Bárbara y el Real de San Juan (este en el municipio de Parral). La primera se reporta despoblada para 1604 y el segundo desde 1590, aunque algunos de sus descendientes figuraron años después como vecinos de Parral. En 1586 se descubre el mineral de Todos Santos (hoy llamado Cordero y actualmente despoblado).
 

En 1612 se reporta que el capitán Francisco Montaño de la Cueva trabajaba una mina en el cerro de los tarahumaras (donde se localiza la plazuela Rébsamen). Los vestigios de su casa se perdieron por completo, su hacienda de beneficio debe haber estado localizada junto al río, donde se encuentra el barrio Alfareña. Y su capilla se localizaba donde hoy esta edificada la actual catedral.

 
Juan de Torquemada, misionero franciscano en su ¨monarquía indiana¨ publicado en Sevilla en 1615 al hacer una descripción de una laguna llamada ¨del Parral¨. Se refería a que el río Florido (o el Conchos) desembocaba en dicha laguna: ¨Otra laguna hay en el valle de santa Bárbara que llaman de el Parral, muy profunda y donde nace un río caudaloso, hallose en ella un pedazo de navío y juzgaron se comunica con el mar¨.
 

En muchos autos se habla de que en el camino que unía Santa Bárbara-Real de san Juan-Todos Santos existe un paraje llamado del Parral.

 

En 1629, Juan Rangel de Biesma denuncia una mina llamada La Negrita en un cerro al que se le llamó posteriormente cerro de la Cruz. El mineral descubierto daba un rendimiento de 7 marcos de plata por quintal (35 kgs. Por tonelada). El nuevo descubrimiento atrajo mineros de toda la Nueva España. Ese mismo año el alcalde de Zacatecas prohíbe la salida de mineros a Parral.

 

En marzo de 1632, visita la nueva población el gobernador Gonzalo Gómez de Cervantes y el 17 de agosto siguiente emite un auto para que conste que:

 

¨Las minas de aquel real eran de mucha consideración, donde ha entrado y entra mucha gente a poblarlas, haciendo casas y haciendas de fundición, de donde se ha sacado y saca mucha cantidad de plata, ………..  y del interés que podrán importar a la real hacienda y de la utilidad de la dicha población para estas fronteras…¨

 

La dota de jurisdicción y autoridades, solicita al obispo le envíe terna para nombrar cura beneficiado (Juan Robledo a partir de enero 1634). Pide se traiga hierro de la marca del diezmo y se cobren los derechos de Su majestad. El virrey marqués de Cerralvo contesta el 13 de octubre de 1632, solicitando información mas detallada y autorizándole a tener real hierro de marca para metales, escribano (Juan Flores de Paredes)  y ensayador (Francisco de Saldaña).

  

Se considera que en julio de 1631 como fecha de la fundación de Parral debido a dos hechos:

 

José G. Rocha, basado en el testamento de Amaro Fernández Pasos, cura de Valle de San Bartolomé, dice haber proporcionado servicios espirituales a los vecinos de Parral desde julio 1631 y a una declaración de Bernardo Gómez en julio de 1632: ¨hace un año que se esta trabajando en este Real¨. Existen varios documentos en que se menciona a Juan Rangel de Biesma como descubridor.

 

Fue desde 1632 hasta 1738, al fallecer Juan José de Vértiz y Ontañón, la residencia de los gobernadores de la Nueva Vizcaya. A partir de esa fecha regresaron a residir en Durango, la capital oficial.

 

Desde finales del siglo XVII y durante el siglo XVIII, Parral se consolidó como un centro de comercio; tanto de bienes de consumo para los mineros como de compra de plata en pasta que estos producían. Las minas de Parral, Santa Bárbara, San Francisco del Oro y Minas Nuevas siguieron en producción, aunque ya no hubo descubrimientos importantes en la zona; pero si se reforzó al descubrirse Urique (1689) y Batopilas /1707). Casi todos los comerciantes importantes de la ciudad de México, agrupados en el consulado, tenían operaciones con comerciantes locales.

 

El convento franciscano, abierto casi al mismo tiempo que el descubrimiento de Parral, se convirtió en una ¨custodia¨, cuyo territorio a supervisar abarcaba hasta Nuevo León. El Colegio seminario, fundado por los jesuitas en 1685, además de funcionar como cabecera de las misiones jesuitas de la zona; se considera la primera escuela de educación formal en el estado.

 

No se reportan acciones de la guerra de Independencia en Parral.

 

De acuerdo con la Constitución de Cádiz de 1812, ya para 1820 Parral adquiere la categoria de Municipio.

 

En 1826 fue cabecera del Partido del Parral y en 1847 del Cantón Hidalgo.

 

En 1833 el Congreso local le otorga la categoría de ciudad, nombrándola Ciudad Hidalgo, en honor del padre de la patria.

 

En la guerra de intervención norteamericana no se registraron acontecimientos en Parral.

 

El 8 de agosto de 1865 se verificó una acción de guerra entre la guarnición francesa comandados por el Teniente Coronel Pyot, que había sido enviado a requisar dinero y víveres, y una parte de la División de Operaciones al mando del General Agustín Villagra; quién se trasladó por la margen derecha del río San Pedro, llegó a Santa Cruz de Villegas en donde se informó de la escasa guarnición que existía en Hidalgo del Parral, y atacó la plaza derrotando a los franceses. Pyot perdió 2 oficiales, 18 soldados, 24 tomados prisioneros, 8 heridos y 50 fusiles en poder de los republicanos. Estos perdieron al General Pedro Meoqui, jefe del Batallón Supremos Poderes, al subteniente Magdaleno Suárez, 4 soldados y 3 heridos. Se distinguieron en la acción los capitanes Antonio Cuéllar y Telésforo Pérez, el subteniente Eduardo Sierra y el corneta Feliciano Martínez.  Para recordar esta batalla, el presidente don Benito Juárez dispuso que la antigua misión de San Pablo, llevase el nombre de ciudad Meóqui.

  

El 21 de noviembre de 1910, Guillermo Baca y Pedro T. Gómez atacaron Parral con 400 hombres para unirse al levantamiento armado propuesto por don Francisco I. Madero. Durante la Revolución, el vecindario organizado en ¨Defensa Social¨ resistió el ataque de Francisco Villa en marzo de 1912; se opuso a los atropellos de José Inés Salazar, de filiación orozquista, en abril del mismo año; ayudó a las fuerzas federales contra las de Maclovio Herrera y Manuel Chao (villistas) en marzo de 1913; ayudó a Maclovio Herrera, ya con el partido de Venustiano Carranza, contra los ataques de Manuel Chao y Rosalío Hernández, que siguieron en el bando de Villa; combatieron al lado de Luis Herrera en diciembre de 1915, con el general Jacinto Hernández en enero de 1917 y con el general Manuel Medinaveitia en abril de 1919 y en contra de las fuerzas villistas que atacaron la plaza en tres ocasiones.

  

Una partida de aproximadamente 150 soldados americanos pertenecientes a la Expedición Punitiva se introdujo, sin permiso de las autoridades militares, a la ciudad de Hidalgo del Parral el 12 de abril de 1916 comandada por el Mayor Frank Tompkins, con el propósito de proveerse de provisiones y de buscar atención medica para un herido. El General Ismael Lozano demandó a los invasores a que evacuaran la plaza, mientras el pueblo principiaba a aglomerarse y a dar muestras de descontento que se convirtió en una actitud francamente hostil. Cuando Tompkins dio orden de montar a sus hombres, se inició la agresión de la multitud, armado cada uno en la forma que le fue posible, embravecida por el coraje de ver la fuerza extranjera en la población. Los americanos se retiraron en actitud defensiva prosiguiendo hasta Santa Cruz de Villegas. Los americanos tuvieron 2 muertos y 6 heridos. El motín en Hidalgo del Parral y los hechos de armas en El Carrizal, comandados por el general Félix U. Gómez, influyeron importantemente para que se decidiera dar por terminada la expedición enviada en contra de Francisco Villa.

 

En julio 20 de 1923 es asesinado el general Francisco Villa

  

Han ocurrido varias inundaciones al desbordarse el río Parral. La más catastrófica ocurrió en 1944 cuando se dañó una cuarta parte de la población. En 1951 se terminó una presa para regular las aguas del río que atraviesa la población.

 
 
     
 

 
 
 
 

Presidencia Municipal de Hidalgo del Parral
República de Cuba y Francisco Miranda S/N
Col. AltaVista, Hgo.del Parral, Chihuahua
52-(627)-527-47-00 C.P.33880